Agregar a favoritos | Recomendar Sitio | Seguinos en

  Usuario
 
  Contraseña
 
[ Inscripción ]

[ Olvidé mi contraseña ]
 
   
 
Sitios
recomendados


Real Academia
Española

Biblioteca Nacional
Argentina


Academia Argentina
de Letras


Instituto  Cervantes

La página del
castellano

Centro Virtual
Cervantes

 


Punto y Aparte formó parte de una nota sobre talleres literarios


Nota publicada en Clarín.com el lunes 9 de julio de 2012.

Talleres de escritura
Un espacio que navega entre la gratificación personal y la profesionalización del escritor.

Después de mucho tiempo de pasar por el taller de escritura que quedaba cerca de su casa, Manuela Bares Peralta, de 19 años y estudiante de Ciencia Política, se animó a golpear la puerta. En ese entonces tenía 16 y le gustaba jugar con las palabras desde chica, pero a partir de ese momento empezó a encararlo como un proyecto personal: “Siempre me gustó, en la primaria iba a un curso de periodismo. Me interesaba la escritura, pero desde el taller empecé a tomarlo como algo más que un hobby”, cuenta Manuela.

En su caso, esta experiencia la motivó a acercarse a otros autores que antes no leía y a usar su pluma con mayor constancia: “Escribo mucho más y no sólo en mi casa, sino en el taller, porque lo que se hace es incentivar la escritura en el momento. Obviamente aprendés a escribir, pero no gramática, sino más bien otras técnicas”, dice Manuela.

A cada paso, un curso, se podría decir. Es que en Buenos Aires la oferta es muy amplia. “Ahora hay muchísimas propuestas”, afirma Lina Mundet, profesora de Letras, rectora y coordinadora de los talleres literarios del Instituto Superior de Letras Eduardo Mallea. Además, explica que los que se acercan suelen haber escrito algo antes “pero no saben si tiene valor”. También sostiene que los alumnos “tienen conocimiento de los géneros literarios y una trayectoria de lectura” y asegura: “Generalmente son estudiantes los que más concurren. Desgraciadamente el arte está un poco marginado cuando tendría que ser el centro de la vida de todos. También hay arquitectos, médicos o ingenieros que vienen porque son felices en esas dos horas que dura el taller. Lo toman como una expansión del alma”.

En cambio, Gonzalo Agustín Pérez, escritor, corrector literario, maestro de grado y director de Punto y Aparte, dice que a los cursos de esa institución asisten personas sin mucha experiencia o que quizás sí escribieron antes, pero necesitan un marco para ordenar sus ideas. Con respecto a las expectativas de los alumnos, afirma: “Quizás tienen proyectos personales como publicar alguna novela, o un abuelo que le quiere escribir a sus nietos, por ejemplo. La idea es adquirir herramientas básicas para encarar un texto”. El promedio de edad de los alumnos de Punto y Aparte es de entre 20 y 40 años y concurren muchas personas que estudiaron carreras más exactas y no tanto Letras: “Es gente que necesita canalizar por medio de la escritura su lado artístico. Vienen a buscar algo más desestructurado y expresivo”, explica Pérez.

Para los que descubren en la escritura una vocación, abrirse camino para convertirlo en un estilo de vida no es tarea sencilla: “Sólo fui para poder dedicarme a una actividad que a mí me gustaba, pero después, cuando empecé a tomármelo en serio, en algún momento me planteé la posibilidad de publicar algo”, cuenta Manuela. Para ella, que sobre todo se dedica a los cuentos y que ahora empezó a trabajar en una novela, poder vivir de la escritura es algo que “se va dando” y para lo que una persona tiene que trabajar mucho: “Es muy difícil, no hay mucha gente que escriba bien, y estudiar Letras no te asegura nada”, dice.

Los espacios para que los escritores novatos o no tan conocidos expongan las combinaciones de palabras que dibujan son cruciales. Las callecitas de Buenos Aires ofrecen a esos autores lugares para dar a conocer su voz, como por ejemplo el Club Cultural Matienzo, en donde un miércoles por mes se realiza la “Varieté literaria”. Marianela Regazzoni, directora del área de literatura de este centro, sostiene: “Es para aquellos que no tienen lugar o no tienen difusión”. La convocatoria se hace siempre bajo la premisa “¿Y vos qué vas a hacer con...?”, y se completa con diferentes temáticas. A su vez, según Regazzoni, las presentaciones de cada escritor son acompañadas por diferentes expresiones artísticas en el escenario, como teatro de sombras, que buscan complementar la lectura y aportar algo distinto.

Las propuestas son muchísimas, y la escritura no le cierra las puertas al que se quiera animar a crear y zambullirse en el mundo de las palabras para contar una visión del mundo distinta.

 


• Notas anteriores •
• ATENCIÓN TELEFÓNICA SUSPENDIDA
• CAMBIOS EN PUNTO Y APARTE
• PROPUESTAS PARA OCTUBRE DE 2016 (ÚLTIMA EDICIÓN DEL AÑO)
• PROPUESTAS PARA MAYO/JUNIO DE 2016
• PUNTO Y APARTE PUBLICÓ SU PRIMERA ANTOLOGÍA
• Punto y Aparte formó parte de una nota sobre talleres literarios
• PUNTO Y APARTE FUE NOTICIA (27/9/2011)
• PUNTO Y APARTE TIENE SALA PROPIA EN ALMAGRO
• PRESENTACIÓN DE EL LIBRO DE LOS TALLERES
• LEANDRO PUNTIN PRESENTÓ SU LIBRO
 
 



 

Inicio | Nosotros | Talleres | Centro de corrección | Contacto

Descargas | Compartir textos | Chat | Foro | Mi Perfil

www.tallerpuntoyaparte.com.ar